fbpx

¿Cómo aplicar la sana distancia para la Nueva Normalidad en la construcción?

Como parte de una serie de lineamientos para el cuidado y la protección de la salud ante la pandemia generada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19), las autoridades mexicanas han pedido mantener la llamada sana distancia.

Esta medida  comprende dos vertientes:

  1. Ante la presencia de síntomas de enfermedad respiratoria, deberá respetarse la precaución denominada “¡Quédate en casa!”
  2. La modificación de hábitos para
  3. Favorecer una distancia mínima de 1.5 metros entre las personas que no usan equipo de protección personal (EPP)
  4. Disminuir la frecuencia y el encuentro cara a cara entre las personas trabajadoras, incluyendo la adecuación de los espacios y áreas de trabajo para reducir la densidad humana en ambientes intramuros y extramuros durante las niveles máximo, alto y medio

Para cumplimentar este segundo punto, se deberán establecer las siguientes estrategias

  1. Evitar el hacinamiento en espacios y garantizar la disponibilidad permanente de agua potable, jabón, papel higiénico, gel con base de alcohol y toallas desechables para el secado de manos
  2. Establecer horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas para reducir el contacto entre personas
  3. Incrementar el número de vehículos destinados al transporte de personal, con el fin de reducir el hacinamiento y la posibilidad de contagios, manteniendo una sana distancia y la ventilación natural del transporte

Nota: esta entrada podríamos clavarla en la anterior, para tener un primer link interno. En la mención de la sana distancia.

Comparte este artículo:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn